Una historia sin cerrar

Cuando tenía 17 años estando en la secundaria me enamoré de una compañera de clase perdidamente, intentaba cualquier cosa para estar cerca de ella, pero como era de esperarse una chica linda nunca ve al poco atractivo del colegio como otra cosa que no sea como un amigo (como mucho), antes de terminar el colegio me arriesgue a confesarme y decirle lo que sentía por ella desde hace mucho y ella con elegantes palabras hacia mí me respondió “QUE YO LE GUSTABA PERO QUE NO DEBÍA ESTAR CON ELLA PORQUE SU AMIGA GUSTABA DE MI” lo cual a mí me importaba un rábano si amiga, yo quería tener algo con ella y ella quería que yo tuviera algo con su amiga. Sin más palabras no nos dijimos más que Hola cuando nos saludábamos en el colegio o algún comentario de algo que pasó en alguna fiesta o fin de semana.

Terminamos el colegio y ante la tan famosa frase de “NOS SEGUIREMOS VIENDO o NO SE CORTEN” al tiempo cada uno sigue su camino y nos perdemos el rastro. A los 2 años me contacta un compañero y desde ese momento nos mantuvimos en contacto por mucho tiempo, a los meses me comenta de la chica que yo quería y me comentaba que la había visto y yo lo escuchaba con mucha atención de la vida de ella y lo que hacía, lo cual al tiempo nos reunimos y me volví a sentir como en el colegio (enamorado de esa mujer). Ese día decidí hacerme el indiferente ante ella, lo cual al momento de verla tire todo al cuerno y no dejaba de mirarla y sentirme un idiota por seguir sintiendo lo que sentía por ella.

A los días me anime y la llamé para hablar con ella para invitarla a tomar algo o lo que fuera, cuando me dijo que si me hacía pipí encima de la emoción, en esa salida me contó de su vida que tenía una hija de 1 año, en fin luego de ese día se dio otra salida y le dije que aún me seguía gustando lo cual ella me dice que a ella le pasaba lo mismo y terminamos besándonos y no nos separamos más… Pero como es de esperarse la vida y la idiotez humana no tiene límites, en un momento de mi vida tuve un derrame de emociones por cosas que fueron pasando y decidí terminar mi relación con ella.

En un principio me sentía mal por haber hecho eso porque la amaba pero necesitaba un tiempo y ante sus palabras de que me amaba y que era la vida para ella me resistía, un día me levanté con la intención de volver con ella desesperadamente y ella de un momento para el otro ya no quiso verme más, lo cual me hizo sentir un idiota porque pensé que lo que hice fue darle lugar a otro tomar ese lugar. De igual manera no desistía hasta q un día no me contestaba siquiera los mensajes y lo Di por perdido. Al tiempo me entero por un conocido de ambos que ella había sido madre de una niña, como diciéndome “es tuyo yo” pensando que podría ser mía me volví loco (un poco alegría y otro nervioso).

Pero la realidad no fue así, en el momento que me decía que me amaba y que no podía vivir sin mi estaba con otro hombre del cual quedó embarazada. Mi mundo se cayó y se rompió. Le escribí un mensaje diciendo como, cuando, donde y que fue lo peor que me paso en la vida.

Con el tiempo, al año mejor dicho comencé a salir con otra chica, la mujer más buena que conocí y terminamos juntos tuvimos un hijo, nos casamos y nos compramos un departamento chiquito pero nosotros felices, todo eso en 8 años. Un día se realiza una reunión de todos los compañeros del colegio y fui para recordar y saber cómo estaban todos. Ese día la volví a ver, después de llorar, lamentarme, culparme, odiarme y todo se fue en un segundo, la saludé hablamos durante horas y nunca se tocó el tema de nuestra relación fallida sino que nos reíamos de todo.

Nos estuvimos contactando por Facebook, en un momento pensaba si estaba bien hacer esto dado lo que pasó entre nosotros y yo comencé a darme cuenta que no lo sentía cicatrizada ese tema y me Di cuenta que aún me pasaba algo con ella y decidí desaparecer (elimine Facebook, cambié teléfono, todo) por el hecho de dar terminado todo y seguir tranquilo mi nueva vida. No resultó!

Nos vimos unas cuántas veces más y un día me dice que sigue enamorada de mí y que lo que había pasado en aquel entonces fue un accidente si después no volvió a estar con el padre de la hija, que tuvo otras relaciones pero que no podía olvidarme y que ella quería recuperarme. Por impulso la besé con muchas ganas pero al darme cuenta que estaba haciendo mal por respeto a mi mujer y mi hijo me retiré del lugar y dije que era un error lo que hice.

Nos vimos un par de veces más pero nunca, (y aclaró esto) tuvimos relación más que ese beso, lo cual fue suficiente para de nuevo derrumbar mi mundo. A un año de este encuentro ya no sé si quiero seguir viéndola por lo que pasó en nuestras vidas o si quiero estar con ella. Quiero mucho a mi mujer pero siento que sigo amando a mi ex y me resulta difícil decidir porque tengo miedo de perder la relación con mi hijo y elegir mal dado lo que paso años atrás…

Esto es un final abierto y cada cual dará una opinión o reclamo, pero en resumida es la vida de un idiota que tiene la felicidad en su mano y al no tomar una decisión bien o mal tomada no lo es.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Alber85 on 12 febrero, 2018 at 1:21 pm
    • Responder

    jajaja, puedes si quieres desconectar los servidores de Facebook si pudieras, que no es ahí donde la vas a borrar sino de tu corazon y en ese hermano si que no mandamos. Que facil serian las cosas si eso fuera posible. Shift+delete y se acabó. Esta es una historia interesante, como tantas en este Blog, (gracias Naldito) y me resulta curiosa pues me esta pasando algo similar, yo tambien tuve una relación así hace algún tiempo ya, y nunca pude olvidarla. Nos separamos y tomamos rumbos diversos. Ella esta casada con dos hijos y yo recien termino una relación y con un hijo también. El 30 de enero soñe con ella y ese mismo día, Pumm apareció en mi casa, le conte lo que me pasó y desde ese día mantenemos contacto diario por sms, tenemos pensado vernos un día de estos para hablar. A pesar que ella dice q me quiere como el primer día y yo tambien siento lo mismo. No creo q sea lo mas prudente para ella. Cuando nos veamos cara a cara y hablemos, ya veremos que pasa. Esta es otra historia sin cerrar.
    Saludos

    1. Hola Alber85 todos tenemos nuestras historias para contar y muchas quedan sin cerrar, como he titulado esta entrada. Pero siempre es bueno luchar por lo que queremos y sentimos realmente. Saludos y espero volver a leerte pronto por el blog… Ha tuve que eliminar uno de tus comentarios hoy por que me llegó repetido precisamente es este el que estaba repetido, por lo que elimine uno y deje este.

      • Grey on 22 febrero, 2018 at 12:21 pm
      • Responder

      Hola Naldito y Alber, es verdad que olvidar es dificil, pero siempre recordaran la traición el dolor nunca van a ser felices estando con ellas aunque muy enamorados esten, yo como ya tengo unos años de experiencia y del tema ni hablar recomiendo que dejen esa pagina, y que lo recuerden como un gran amor, solo les digo recuerden el refran arbol que nace torcido jamas su cuerpo endereza, siempre va a estar el temor, nunca van a ser felices, asi que borron y cuenta nueva, y si tienen una nueva relacion les va bien y les gusta, sigan adelante nunca dejen esa felicidad.

      1. Hola Grey me alegra que pienses de esa manera, pues eso hice di vuelta a la página y me trace un nuevo camino , hoy día muchos hombres y jóvenes cometemos esos errores y al final terminan cayendo en el mismo bache. me alegra que te halla gustado el post, espero sigas visitando el Blog.

Deja un comentario

Your email address will not be published.